• Daniel Eduardo Arenas

La crisis existencial puede ayudarnos


La vida es un camino a largo plazo, en la que por momentos te conviertes en un maestro lo que te lleva a enseñar a tus allegados y otras veces te conviertes en un alumno en búsqueda de respuestas.


La vida no es una recta perfecta lastimosamente por ello tenemos días buenos y malos.

Por momentos en nuestra vida nos cuestionamos que puede darle sentido a la existencia, creo que esto es algo natural o normal que suceda, pues nos ayuda a buscar nuevas metas a alcanzar; pero si es algo que se vuelve constante puede convertirse en un problema para nuestras vidas.


Lo curioso de este tipo de crisis, es que no tiene que ver con los logros materiales; sino cómo nos sentimos respecto a nuestra vida.


Una crisis existencial no se presenta a causa de un primer tropiezo lo que podría ser una excusa para darnos por vencidos; Esto se presenta luego de que nuestros esquemas mentales sobre nuestras metas propuestas ya no tienen sentido o sentimos que ya no las alcanzaremos, lo que llevará a nuestra mente a pedir a gritos una salida urgente.


Todos en la vida hemos sentido que una de nuestras metas propuestas ya no es importante se convirtió en insignificante y muy seguramente esto puede llevarnos a sentirnos abrumados.


Esto seguramente nos va llevar a esos momentos en la vida en los que nos alejamos de quienes nos aman, tampoco nada nos motivara: por ejemplo llevamos estudiando algo que nos apasiona y creemos que nos va a ayudar a crecer donde trabajamos, pero nos damos cuenta o que nos es posible por el tipo de empresa o simplemente no se nos valora para tener ese crecimiento que buscamos y el temor al cambio nos lleva a ir todos los días simplemente a cumplir con nuestro trabajo por tener un salario, otro sencillo ejemplo puede ser el estar en una relación de años con una persona y no vemos un cambio en dicha relación lo que nos llevará a replantearnos si nos sirve o no.


Lo más complejo en estas situaciones es que sabemos que necesitamos darle un giro a nuestras vidas, El punto es que no sabemos cómo hacerlo, ya sea por no dejar la zona de confort o el no querer lastimar a la otra persona, la falta de recursos etc.; esto nos lleva a distanciarnos más de nuestro entorno.


Muchas veces nos da miedo el cambio debido a que es probable que sintamos que en el pasado tomamos decisiones equivocadas y esto nos haga sentir aún más frustrados.


Lo importante es que debemos saber que él “Mi vida no tiene sentido” no es algo que vaya a durar por siempre. Las crisis existenciales duran el tiempo que nosotros tardamos en darle importancia a nuevos desafíos o intereses: esto dependerá de cada uno de nosotros podrá ser unos pocos días, un mes o varios, eso si no no puede durar años, porque si esto pasara será un problema y necesitamos de ayuda profesional.

La crisis pueden ocurrir en cualquier momento porque pueden ser el resultado de la pérdida de un empleo, la pérdida de una opción laboral deseada, la muerte de un ser querido, el que se crezcan los hijos, el divorcio o puede que para otras personas el que sientan que va la juventud.


Pero lo más importante es el saber que después de una crisis existencial que se maneje bien, lo que va a suceder es un cambio positivo en nuestras vidas. Yo soy de los que creo ahora que los cambios siempre deben ser para mejorar, y estoy casi siempre seguro que es lo que va a suceder cuando sales de una crisis.


Si tu matrimonio pasa por un mal momento pero los dos como pareja están dispuestos a luchar y porque no hacer un viaje para afianzar los lazos emocionales, seguramente las cosas podrán mejorar. Una enfermedad no es el fin o una amputación de una extremidad del cuerpo a veces esto lleva a las personas convertirse en su mejor versión, Muchos han creado un nuevo negocio pues renunciaron a un empleo que no los hacía feliz, son algunos ejemplos de que se puede avanzar en las crisis.


La crisis es un dolor que cada uno de nosotros supera a su manera y su a debido tiempo. Por eso es importante fortalecer nuestra autoestima, tener capacidad de resiliencia, ser valientes, conocernos a nosotros mismos, pero ante todo querernos y aunque a veces es difícil no centrarnos en el problema si no en la búsqueda de posibles soluciones.


Porque si algo estoy seguro en la vida es que a este mundo no vinimos a sufrir, todo lo contrario vinimos a recorrer este corto camino buscando felicidad para nuestra vida y los que nos rodean.


5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
 

©2020 por Tecnovida. Creada con Wix.com